David Peña i Nofuentes a l´Estadi del CF Reus Deportiu

El nostre advocat David Peña i Nofuentes a l´Estadi de CF Reus Deportiu

Nuestro despacho profesional siempre está al lado de los jugadores, y especialmente de los más necesitados, que son los que militan en a Segunda «B» y Tercera. Estas dos categorías tienen entre 2.244 jugadores la Segunda «B» y 7.920 jugadores en Tercera División pero curiosamente son categorías calificadas como NO PROFESIONALES. El Reglamento General de la RFEF y otras normativas consideran que estas categorías no profesionales no deben tener los mismos derechos que las categorías profesionales, organizadas por LA LIGA (1ª y 2ª División, con 44 equipos, y un total de 1.050 jugadores). Es decir, si sumamos los jugadores totales tenemos 11.214 de los que únicamente 1.050 jugadores (0, 93% de de jugadores) únicamente son los que pueden disputar las categorías profesionales de 1ª y 2ª.

CLAVES: A continuación ponemos de manifiesto cuáles son las claves y preguntas fundamentales que nunca nadie se hace, pero que todo el mundo ve y considera indispensable para intentar mejorar la actual escenario del sector del fútbol y de sus futbolistas, y que pasamos a enumerar:

1ª.- ¿ Por qué únicamente el 0, 93% de de jugadores pueden jugar categorías profesionales?

2º.- ¿ Por qué los jugadores que juegan categorías profesionales no se movilizan para cambiar este panorama ?

3ª.- ¿Qué dice el Sindicato AFE que es el Sindicato mayoritario?

4ª.- ¿Por qué la Segunda División «B» únicamente tiene un convenio colectivo de 1989?

5ª.- ¿Por qué la Tercera División con 7.920 jugadores nunca ha tenido un convenio colectivo?

6ª.- ¿ Saben los jugadores como de importante es tener un convenio colectivo?

7ª.- ¿ Hasta cuando la RFEF seguirá fomentando la precariedad laboral de 2ª B y 3ª División con la complicidad del Sindicato mayoritario AFE?

8º.- ¿ Por qué RFEF y AFE en septiembre de 2020 se negaron a crear un convenio colectivo para Segunda «B» para la temporada 2020/2021 ?

Estas preguntas claves siguen sin respuesta, y lo más grave es que muchos directivos del sector del fútbol de Segunda «B» y Tercera tienen la cabeza perdido mirando a una categoría que el verano pasado llevaba el nombre de «SEGUNDA B PRO», pero que evidentemente nunca existirá, ya que cualquier categoría profesional únicamente puede ser organizada por lA LIGA y nunca por la RFEF, mientras la RFEF sigue llenándose los bolsillos con los partidos de la selección estatal, la Copa del Rey, y la Supercopa, pero sigue sin dar soluciones económicas los clubes que militan en Segunda «B» y Tercera División, y por tanto, la miseria económica sigue vigente para el 99% de los futbolistas, mientras que menos del 1% sí tienen derechos económicos garantizados por disputar lA LIGA de 1ª y 2ª División.