El mejor equipo del CF Reus Deportiu de todos los tiempos es aquel que Santi Castillejo entrenó la temporada 2010-11 y que consiguió el ascenso a la Segunda División «B». Aquel equipo conjurarse el 6 de septiembre de 2010 que lograría el ascenso, y el dedicaría a Jordi Pitarque y Ceprià.

El verano de 2010 en Santi Castillejo como entrenador y Gerard Escoda como Secretario técnico eran parte del cuerpo técnico que el CF Reus Deportiu, presidido por Ramon Alabart, disputaba la 3ª División del fútbol estatal, dentro del Grupo V. El Reus Deportiu hasta entonces había disputado algunas temporadas de los años 80 en la Segunda División B, así como la 2002/03 y la 2005/06. La temporada 2006/07 un Reus Deportiu con muchos euros no consiguió el ascenso a Segunda «B», y técnicos como González o Calderé habían abandonado el barco rojo-y-negro a manos de los «inexpertos» Castillejo y Escoda, y con muchos jugadores del Camp de Tarragona.

Normalmente, los que hablan sobre fútbol dicen que los jugadores de la demarcación «no tienen nivel» y por eso es habitual ver 19 o 20 jugadores que no son del Camp de Tarragona a plantillas como la del Nàstic de Tarragona o Reus Deportiu los años de Segunda «A» entre 2016 y 2019. Pero nada más lejos de la realidad, aquel equipo extraordinario con Alvaro, Carrasco, Ferran, Taranilla, Masqué, Querol y que era un equipo de gente de la casa y de la demarcación formó el que hasta ahora es y será el mejor equipo de todos los tiempos del CF Reus Deportiu, y el punto de partida fue la trágica muerte de Jordi Pitarque y Ceprià el 6 de septiembre de 2010. Desde entonces los hombres preparados para Santi Castillejo se conjuraron para dedicarle a en «Pitae» algo grande, y vaya que sí, lo consiguieron.

El Reus Deportiu acabó en la posición cuarta al final de la temporada regular, y así conseguía el billete para las eliminatorias de ascenso, en las que estaba acostumbrado al fracaso (2007 el Betis, 2008 a Sangonera o en 2009 con el Binissalem) . Pero aquel 2011 los jugadores tenían un reto mental como era conseguir el ascenso y dedicarle a en Pitae, y los rivales como Universidad de Oviedo, Nàxara CD y finalmente el Comarca de Níjar acabaron mordiendo el polvo, y los rojo-y -negros lograron el ascenso. Un equipo formado por gente del territorio fue el mejor equipo de todos los tiempos del CF REUS DEPORTIVO, y sin duda, gracias a un Ángel que los guió celestialmente: Jordi Pitarque Ceprià. Hoy hemos recordado el 10 aniversario del traspaso de Jordi, y sus amigos han hecho un encuentro de hermandad, y el CF Reus Deportiu ha dejado de competir hace casi 1 año y 7 meses, y todo gracias a un grupo inversor de gente del FC Barcelona como Joan Oliver, Xavier Sala i Martin, e incluso el mismo Jan Laporta, que el verano de 2013 aterrizaron en territorio rojo-y-negro para transformar una histórica entidad como la rojo-y-negra, en una SAD, y posteriormente logró llegar al fútbol profesional, pero con una nefasta gestión deportiva y social, lograron que el 28 de enero de 2019 la Liga -en un hecho histórico y sin precedentes- impuso la sanción de expulsión inminente de la competición, y 3 años sin poder volver a participar en el fútbol profesional. Los dirigentes con pasado azulgrana lejos de intentar una solución, buscaron un comprador de EE.UU., a quien traspasaron el problema a cambio de un euro. Aún así, la vivencia de la temporada 2010/11 siempre la tendremos en nuestra retina. Gracias Pitae! Gracias Santi y Gerard. Gracias a todos los jugadores y miembros del cuerpo técnico, y gracias Ramon Alabart.