Era Jueves Santo del año 2016 cuando la noticia de la pérdida de la vida del gran pensador holandés se hacía pública. Desde ese fin de semana el FC Barcelona dejó perder una diferencia de 10 puntos a falta de 8 jornadas, que a falta de 5 jornadas en el campeonato de liga estatal fue neutralizada y provocó que hasta la última jornada no se pudiera proclamar campeón el equipo azulgrana.

 

Es decir, el mejor homenaje que se pudo realizar a la figura del Johan Cruyff se llevó a cabo por aquel equipo de Luis Enrique que conquistó un doblete (Copa y Liga)  y consiguió ganar la competición liguera en la última jornada como en los campeonatos de los años 1992, 1993 y 1994, cuando el mítico Johan era el entrenador.

Cruyff hizo cambiar una forma de vivir y jugar al deporte, y de talante perdedor se transformó en un talante ganador, competidor y dominador. Desde 1991 hasta 2018, de 28 campeonatos de liga, el FC Barcelona ha sumado 15, el Real Madrid 8, Atlético de Madrid 2, el Valencia 2 más y el Deportivo de La Coruña 1.

 

El dominio es absolutamente abrumador, y más allá de las cifras aritméticas, el dominio es de juego y concepción del juego. Hemos pasado de ver el equipo del Cruyff jugar sin defensas con un sistema 3-4-3 (3 defensas, 4 medios y 3 atacantes), en el que los defensas eran Eusebio (un centrocampista como lateral derecho), Goiko (un extremo derecho como lateral izquierdo), Nadal (un centrocampista ofensivo como central) y Koeman (una especie de líbero pero que realmente era el primer centrocampista) a un sistema evolucionado y basado en la posesión preventiva propia del fútbol evolucionado que puede denominarse fútbol 2.0 (concepto creado por Javier Satué e Iván Robles ).

 

Johan Cruyff fue un filósofo que creó una línea de pensamiento filosófico que posteriormente han sido entrenadores como Josep Guardiola, Tito Vilanova, Eusebio Sacristán o Luis Enrique. Esta Escuela podemos bautizarla como Fútbol 2.0 como evolución del «paleofutbol» (insisto, son expresiones de los autores Satué y Robles).

Javier Satué y Ivan Robles son juristas, en concreto de profesión Notario. Pero, son dos grandes pensadores que han plasmado en una obra literaria de carácter técnico-científico el análisis de la forma de jugar del FC Barcelona de Pep Guardiola y su influencia sobre el juego desarrollado por la selección del Reino de España en las Eurocopas de 2008 y 2012, así como en el Campeonato Mundial de 2010 que provocó 3 títulos consecutivos de los futbolistas españoles que, bajo el patrón de juego «posesión preventiva» provocó que aumentara de forma significativa el control del partido, partiendo de la base conceptual de que mientras tu equipo tiene la posesión del balón el rival no la puede tener y, entonces, estás defendiendo desde el control de la posesión del balón. Como en el fútbol no existe limitación en la posesión, a diferencia del baloncesto en el que se tiene un límite de 24 segundos por posesión ofensiva, en el fútbol, con buenos e inteligentes jugadores, sin duda, puedes eternizar las posesiones ofensivas.

En todo caso, no hay duda de que en Johan Cruyff fue el pensador que inició el cambio para pasar del «Paleofutbol» hasta el momento actual de «Fútbol 2.0».Descanse en Paz en Johan!